SEMANA SANTA

SEMANA SANTA2018-04-09T13:21:23+00:00

SEMANA SANTA 2018 EN IMÁGENES

Flickr Album Gallery Pro Powered By: Weblizar

EL TRIDUO PASCUAL EN LA PARROQUIA

 

La iglesia se vistió para la celebración del Triduo con todas sus galas, puestas de manifiesto en el monumento cuajado de flores y la numerosa concurrencia de miembros que en ocasiones colmó las instalaciones…  

Vivimos con fervor el JUEVES SANTO, con la concelebración de la Misa Solemne de la Cena del Señor durante la cual revivimos el Lavapies de los Apóstoles.  A las 23:00, los fieles se congregaron nuevamente para celebrar la Hora Santa y el templo permaneció abierto durante la noche.

El VIERNES SANTO nos reunimos por la mañana para acompañar al Señor en su Pasión recorriendo con devoción el Via Crucis.  Por la tarde ya en la iglesia desnuda y embargados por la tristeza, participamos en la Acción Litúrgica de la Muerte del Señor al final de la cual los fieles besamos con emoción a Nuestro Señor Crucificado expresándole todo nuestro agradecimiento por el infinito amor que tuvo que guiar tan penoso sacrificio por nosotros!

En espera de su Resurrección, el SÁBADO SANTO celebramos la Solemne Vigilia Pascual en el exterior de la iglesia, encendiendo el Cirio Pascual y las velas de los fieles con las que se alumbró posteriormente el interior de la nave hasta el momento en que se encendieron todas las luces del templo expresando la gran alegría de la Resurrección.

Recogemos aquí la constancia que varios miembros de la parroquia quisieron dejar de estas emocionadas vivencias:

 

 

RESEÑA  JUEVES SANTO

“Celebramos el Jueves Santo, el día de la manifestación máxima del amor, de la entrega, el día en que Jesús nos dice hasta donde llega su amor por nosotros; pero también es un día triste, un día de soledad, de traición, de despedida y Jesús con todos estos sentimientos deseaba celebrar La Última Cena con sus Apóstoles para comunicarles todo lo que tenía guardado en su corazón y así, Él mismo, se quita su manto les lava los pies a sus discípulos para demostrarles que había venido para servir y no ser servido y para dar su vida por todos nosotros.  

En este día tan entrañable de La Última Cena, Jesús realiza el gran milagro: el gran tesoro de la Eucaristía, quedándose con nosotros ya para siempre, e instituye además de este sacramento, el sacramento del Orden Sacerdotal.

Vamos a abrir nuestro corazón a la presencia de Jesús y vamos a darle las gracias por haber inventado la manera más sencilla de quedarse con nosotros hasta el fin de los tiempos. “


 

RESEÑA  VIERNES SANTO

“Ayer, después de la Celebración Eucarística de la Cena del Señor quedó colocado el Monumento para que todos tuviésemos la oportunidad de poder acompañar a Jesús, realmente presente en el Sagrario, en las últimas horas de su vida terrena. En esta noche Santa de tanto sufrimiento en su cuerpo, pero sobre todo en su Alma.”

VIA CRUCIS 

“A las 12 de la mañana, nos reuníamos de nuevo, para acompañar a Cristo en su Vía Dolorosa, hacia el Calvario, pues sabemos que lo que nosotros hacemos ahora, lo recibió Jesús, en aquellos momentos. Las 14 estaciones vividas paso a paso, nos han hecho recorrer con Cristo nuevamente, su dolorosísima Pasión.”

LITURGIA DE LA MUERTE DEL SEÑOR

  “A las 5 de la tarde, nos encontramos nuevamente, para celebrar la Muerte de Jesús. El templo desnudo de flores, en una celebración, íntima, profunda y sentida.  Si ayer, Jueves Santo, El Señor nos dio la prueba máxima de su Amor infinito, instituyendo la Eucaristía, hoy Viernes Santo, tenemos en su Muerte, la máxima demostración de Amor y entrega, que el Hombre Dios pudo hacer por cada uno de nosotros.

Tuvo una emoción especial: el momento de la Adoración de La Cruz, en la que uno a uno, fuimos pasando, inclinándonos ante ella y besándola, manifestando así, nuestro amor a Jesús, y la necesidad profunda de Adorarle.”

 

RESEÑA VIGILIA PASCUAL 

“Yo hago nuevas todas las cosas”. – dice Jesús.

Qué Gran Misterio el de la Redención!!!!
Qué maravilla de Liturgia, la que nos hace vivir este Gran Misterio!!!

Después de habernos quedado el Viernes Santo en la terrible oscuridad y tristeza de haber matado a Cristo. En esa noche del tercer día, como un rayo luminoso, se enciende el Fuego, y con él, el Cirio Pascual, símbolo de Cristo. No hay más luz en todo el templo que ésta. Este fuego purificador va encendiendo nuestras velas y nuestras almas, hasta que por fin se rompe la noche, todo se ilumina. Cristo ha resucitado!!!

La historia de la Redención: a través de todas las lecturas en la Liturgia de la Palabra, vamos viendo la historia de Amor entre Dios y los hombres. Dios nos creó para Él, para su misma felicidad, creó todas las cosas y “vio que todas eran buenas”.

El hombre se rebela y peca, nos separamos de Dios y le perdemos para siempre. Pero El sin embargo, nos promete un Salvador. Va guiando y cuidando a su Pueblo hacia El. Constantemente nos llama con Amor Infinito y nos prepara para recibir al Salvador.

El Bautismo regenera. El agua da vida, y con ella renovamos nuestro Bautismo y quedamos limpios para resurgir a una Vida Nueva.

Y….. ya se acerca….. Cristo murió el Viernes Santo y nos había dejado solos en la tierra. Por el gran milagro de la Eucaristía, vuelve a nosotros para no marcharse jamás. Ya sólo queda nuestro encuentro con El en la comunión. Cristo nos hace resucitar con El a una vida nueva. Cómo no felicitar y agradecer a María, que es Corredentora con Cristo y dejar nuestras desconfianzas y nuestros miedos en el sepulcro de muerte y junto a Ella, unirnos a la Vida que es Cristo, el que con tanto Amor y sufrimiento nos ganó la Redención.

Felicidades Jesús!!! Gracias Señor!!! Realmente: Tú haces nuevas todas las cosas!!”